sábado, 5 de febrero de 2011

La educación artística temprana en el sistema educativo de Guatemala


Las normas fundamentales que rigen la educación en Guatemala fueron establecidas como parte de la transición a la democracia del país. La Constitución de la República de Guatemala, vigente desde 1986, consagra ideales democráticos. Es por ello que la sección constitucional acerca de educación garantiza la libertad de enseñanza, como preámbulo, en el mismo artículo 71, para señalar el deber del Estado de proporcionar y facilitar educación a sus habitantes sin discriminación alguna. Y en el artículo 73 garantiza la libertad de educación con el reconocimiento del derecho de los padres a elegir la de sus hijos menores.

A continuación, el texto constitucional especifica características que debe tener la educación en el país. La primera de ellas se refiere al derecho y obligación de los habitantes del país a educación preescolar y nueve años de educación básica (art. 74). Por la obligación que impone, en el mismo instituye la educación estatal gratuita, y define como objetivos permanentes del estado la educación científica, tecnológica y humanística. Debido que la educación no esta al alcance de toda la población, la Carta Magna declara de urgencia nacional la alfabetización. Además indica que la administración del sistema debe ser descentralizada y, congruente con el carácter pluricultural de la sociedad guatemalteca, la Constitución preceptúa que los servicios educativos deberán prestarse preferentemente con modalidades bilingües. Por otra parte hace referencia al derecho a la cultura (art. 57), que toda persona debe tener a participar libremente en la vida cultural y artística de la comunidad, así como a beneficiarse del progreso científico y tecnológico de la Nación; además reconoce la identidad cultural (art. 58) como el derecho de las personas y de las comunidades a su identidad cultural de acuerdo a sus valores, su lengua y sus costumbres.

La Ley de Educación Nacional decretada en 1991, desarrolla la normativa constitucional. Su articulado comienza por especificar los principios de la educación, entre los que se plantea la concepción del educando como centro y sujeto del proceso educativo y de la educación como instrumento para conformar una sociedad justa y democrática. Los derechos y obligaciones de los principales actores educativos están definidos en la Ley de Educación Nacional, lo mismo que los subsistemas y modalidades de la educación.

El Capítulo I y IV del Título IV sobre modalidades de la educación del Decreto Legislativo 12-91, de la Ley Nacional de Educación contempla la educación inicial y estética, y establece la definición y finalidades de las mismas. Se considera educación inicial (art. 43), la que comienza desde la concepción del niño, hasta los cuatro años de edad, procurando su desarrollo integral y apoyando a la familia para su plena formación; y cuyas finalidades (art. 44) son por un lado garantizar el desarrollo pleno de todo ser humano desde su concepción, su existencia y derecho a vivir en condiciones familiares y ambientales propicias, ante la responsabilidad del Estado y procurar el desarrollo psicobiosocial del niño mediante programas de atención a la madre en los períodos pre y postnatal, de apoyo y protección a la familia.

Por su parte la educación estética  (art. 52) se define como el proceso de formación y estímulo de la vocación estética del individuo, que en interacción con los restantes aspectos educativos, se integra para conseguir de esta forma un resultado armónico y pleno de la personalidad; y cuyas finalidades son desarrollar la capacidad expresiva de los educandos, la capacidad creadora, como elemento integrado del proceso educativo y la sensibilidad social del educando, como base del sentimiento de identidad, individualidad y colectividad.

En Guatemala  se aborda el arte de los niños  y niñas menores de 6 años  a través del desarrollo de dos áreas que se incorporan al  Currículo Nacional Base de los niveles inicial y preprimario. Por un lado la estimulación artística en el nivel inicial para niños y niñas de 0 a 3 años, organizada de manera que propicia el desarrollo de las posibilidades expresivas de los niños y las niñas con la asimilación de los diversos lenguajes artísticos, y favorece el descubrimiento sensorial por medio del contacto con las personas, los objetos, los sonidos, las imágenes y el movimiento. Con las experiencias artísticas se brinda al niño y la niña la oportunidad de explorar la realidad y manifestar el conocimiento que tiene de ella, disfrutar del placer de expresarse y crear para sí y para los demás.

Y por otro en el nivel preprimario para niños y niñas de 4 a 6 años, donde se orienta al desarrollo de la creación y expresión artística de niños y niñas, promoviendo la expansión de las facultades lúdicas, imaginativas, inventivas y emotivas. Permite el descubrimiento de los factores estéticos presentes en el arte y las posibilidades de irrumpir en los estereotipos culturales dominantes. Promueve además el asombro por lo nuevo, lo conocido y lo desconocido a fin de interiorizarlo y transformarlo en los lenguajes musical, plástico, teatral, dancístico, vinculados hacia la comprensión del contexto social y cultural.

Las competencias artísticas para esta etapa son demostrar sus habilidades auditivas, kinestésicas, temporespaciales, sensoperceptivas y visomotoras en las diferentes manifestaciones artísticas en las que participa, expresar sus ideas y emociones por medio de las diferentes manifestaciones artísticas, utilizar sus conocimientos, habilidades y creatividad al participar en actividades artísticas, individuales y grupales, manifestando alegría, respeto y solidaridad en su relación con los y las demás y demostrar actitudes de respeto y valoración hacia las diferentes manifestaciones artísticas y culturales de su propio pueblo y de los otros pueblos que conviven en Guatemala.

Y entre sus componente quedan contempladas:

La educación musical que permite al ser humano establecer contacto con su entorno sonoro,apreciándolo, comunicándose con él y expresando su interioridad o sentimientos, desde la formación de mensajes audibles, vocales o instrumentales.

La danza y el movimiento creativo que permite desarrollar en los niños y las niñas el potencial expresivo de sus cuerpos, estimulando su sentido kinestésico e incrementando la conciencia de sí mismos (as), la conciencia corporal, el conocimiento y aplicación de los elementos que se relacionan con el movimiento

Y las artes plásticas que permiten la expresión creativa de emociones, sentimientos y vivencias por medio de la actividad motriz; estimulan el movimiento entre la mente, la sensibilidad, la imaginación y la creación promoviendo la sensibilización de sus sentidos.

La metodología utilizada en el área de expresión artística busca el desarrollo de las posibilidades expresivas y creativas de los niños y las niñas. Permite el descubrimiento de la belleza en sus múltiples manifestaciones y busca romper estereotipos culturales para apreciarla. Además promueve el asombro por lo nuevo, por lo conocido y lo desconocido, con miras a interiorizarlo y transformarlo en expresión artística por medio de distintos lenguajes: el musical, el plástico, el de la danza y el del teatro.

La expresión artística es una oportunidad para la comunicación, expresión y apreciación de la vida y la belleza ya que fomenta la habilidad para experimentar emociones estéticas que facilitan un mayor conocimiento de sí mismo y del mundo en que vive, con lo que se fortalece su autoestima y la inteligencia emocional. Además, seis de las inteligencias múltiples se consolidan mejor gracias al arte, ya que este requiere, cimienta y transforma esquemas profundos de pensamiento, sentimiento y acción.

En cuanto los principios de la expresión artística se centran en la consideración que es para todos y esta presente a lo largo de todo el proceso educativo. Valora e integra armoniosamente todos los aspectos de la personalidad, es trascendente, ejercita la creatividad y autoexpresión y la vocación, es socializadora, solidaria, igualitaria, equitativa, democrática, respetuosa y  tolerante.

El Ministerio de Educación ha planteado ocho políticas para realizar la reforma educativa en el período 2004-2015, como la universalización de la educación monolingüe, bilingüe e intercultural con calidad, equidad y pertinencia, el fortalecimiento del Sistema Nacional de Educación, la modernización, desconcentración y descentralización del sistema administrativo y del currículo, la institucionalización de formación del profesorado, la reestructuración del sistema de educación extraescolar, la reducción del analfabetismo y la focalización presupuestaria con transparencia, calidad y uso optimo de los recursos.

En cuanto a los programas no formales en edades tempranas se diseñaron ante la falta de equidad de atención a la infancia y la falta de recursos de los gobiernos. Sus características son la participación familiar y comunitaria, la ruptura del tiempo, espacio y ambiente educativo como base de la flexibilidad en sus metodologías y estrategias.

Esta modalidad extiende el derecho de enseñar y aprender de todos, adaptando currículos, guías y documentos a las necesidades del alumnado, permite que la educación en estas edades llegué  a poblaciones rurales y marginadas haciendo efectivo el principio de equidad, además facilita la conexión entre los servicios educativos y los planes de desarrollo comunal, y potencia la acción creativa del alumnado.

Se basan en el trabajo responsable y creador de la comunidad, y el éxito depende en gran parte de la participación de las familias. Las ventajas del mismo son indudables pues son flexibles, se adecuan a las necesidades y realidad de los usuarios, desde las metodologías de trabajo, contenidos, ambientes educativos, organización y ejecución, materiales educativos, horario y duración; son democráticos pues brindan la igualdad de oportunidades educativas y de atnción integral del niño de las poblaciones marginadas; son integradores pues favorecen la armonización de esfuerzos de la comunidad, sectores e instituciones en acciones mancomunadas; son integrales pues consideran la formación integral como base del proceso educativo y finalmente son participativas pues involucran a la comunidad, instituciones, gobiernos locales y familias en torno al niño.

En cuanto a los logros destacar que estas experiencias han transcendido del plano pedagógico al desarrollo social, fortaleciendo el rol educativo de la familia, hacen operativo y funcional el criterio de equidad y eleva la autoestima del niño. En contra hay unos desafíos a tener en cuenta como son el deficiente registro estadístico, la falta de adecuación a las normas administrativas para garantizar la sustentabilidad de los programas, preocupación por las formas, estrategías y materiales de capacitación entre otros.

Referencias bibliográficas

ANDRADE RODRIGUEZ, Bárbara. “Sobre la educación artística de los niños en la edad temprana y preescolar” [en línea] http://www.oei.org.co/celep/andrade.htm [consulta 19 de julio de 2010]
Conclusiones del Congreso Iberoamericano de Educación Artística, Sentidos Transibericos [en línea]  http://www.insea.org/docs/conclusiones%20CIAEA.pdf [consulta: 9 de julio de 2010]
Constitución Política de la República de Guatemala [en línea] http://www.un.org/Depts/los/LEGISLATIONANDTREATIES/PDFFILES/GTM_constitucion_politica.pdf [consulta: 23 de junio de 2010]
EGIDO GALVEZ, Inmaculada. “La educación inicial en el ámbito internacional: situación y perspectivas en Iberoamerica y España”. Revista Iberoamericana de Educación, nº 22, enero-abril 2000 [en línea] http://www.rieoei.org/rie22a06.htm [consulta: 22 de junio de 2010]
FUJIMOTO-GÓMEZ, Gaby. La educación no formal. Experiencias Latinoamericanas de atención a la infancia. La no escolarización como alternativa. Valencia: Congreso mundial de lecto-escritura, 2000
FUJIMOTO-GÓMEZ, Gaby “El futuro de la educación iberoamericana: ¿es la no escolarización una alternativa?” En Metas Educativas 2021 en PALACIOS, J. y CASTAÑEDA, E. (coordinadores) La primera infancia (0 -6 años) y su futuro. Madrid: Organización de Estados Iberoamericanos, 2009
FUJIMOTO-GÓMEZ, G. y EMING YOUNG, M. “Desarrollo infantil temprano: lecciones de los programas no formales”. Acción Pedagógica. vol. 13, nº 2, 2004
GONZALEZ ORELLANA, C. Historia de la Educación en Guatemala. Guatemala: Universitaria. Universidad de San Carlos, 2007
Ley de Educación Nacional. Decreto Legislativo nº 12-91 [en línea] http://www.oei.es/quipu/guatemala/Ley_Educacion_Nacional.pdf [consulta: 22 de junio de 2010]
MINISTERIO DE EDUCACIÓN. Curriculum Nacional Base del Nivel Inicial. Guatemala: Ministerio de Educación, 2008
MINISTERIO DE EDUCACIÓN. “El desarrollo de la educación en el siglo XXI”. Documento presentado ante la 47ª reunión de la Conferencia Internacional de Educación, Ginebra, 2004 [en línea] http://www.oei.es/quipu/guatemala/educacion_sigloxxxi.pdf [consulta: 9 de julio de 2010]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.